COMUNICADO DE PRENSA :Secuestro de FELISA MARILAF

Los organismos abajo firmantes denunciamos y repudiamos el secuestro y ataque sufrido por Felisa Marilaf -ex detenida-desaparecida-, producido en la mañana de este jueves 27 de septiembre en la ciudad de La Plata.

Felisa ya sufrió un ataque similar en el mes de junio de este año, y hoy al salir de su trabajo fue secuestrada por dos hombres que la llevaron a un descampado en Berisso. Allí la atacaron y amenazaron por su participación como testigo en los juicios por la verdad y por movilizarse por la aparición con vida de Julio López el último 18 de septiembre.

Asimismo, manifestamos nuestra preocupación por la serie de ataques producidos en los últimos días en la ciudad de La Plata, dirigidos contra edificios públicos. También resulta extraño el ataque producido por un supuesto “comando Julio López” que baleó el domicilio del médico Néstor Siri denunciado en el Juicio por la Verdad por su accionar en dos centros clandestinos de detención.

Entendemos que existen sectores interesados en crear un clima intimidatorio a pocos días de conocerse la sentencia en el juicio al cura represor Christian Von Wernich, que se suma al que venimos viviendo desde hace un año con la desaparición de Jorge Julio López.

Exigimos al gobierno el inmediato esclarecimiento de estos hechos, y lo hacemos responsable por la seguridad de todos los compañeros y compañeras involucrados en este y todos los juicios.

APARICIÓN CON VIDA YA DE JULIO LÓPEZ
JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS GENOCIDAS!

ASOCIACIÓN DE EX DETENIDOS-DESAPARECIDOS
ASOCIACIÓN DE PROFESIONALES EN LUCHA (APEL)
CAMPAÑA DE APOYO A JUICIOS CONTRA LOS GENOCIDAS EN ARGENTINA
CASAPUEBLOS
CENTRO DE ABOGADOS POR LOS DERECHOS HUMANOS (CADHU)
CENTRO DE PROFESIONALES POR LOS DERECHOS HUMANOS (CEPRODH)
CENTRO POR LOS DERECHOS HUMANOS HERMANOS ZARAGOZA
CODO A CODO
COMISIÓN DE DDHH DE URUGUAYOS EN ARGENTINA
COMITÉ DE ACCIÓN JURÍDICA (CAJ)
FUNDACIÓN INVESTIGACIÓN Y DEFENSA LEGAL ARGENTINA (FIDELA)
H.I.J.O.S. LA PLATA
INSTITUTO DE RELACIONES ECUMÉNICAS (IRE)
LIBERPUEBLO
LIGA ARGENTINA POR LOS DERECHOS DEL HOMBRE
UNION X LOS DDHH LA PLATA
VECINOS DE SAN CRISTÓBAL CONTRA LA IMPUNIDAD

Fotos de la marcha por el aniversario de la desaparicion de Jorge Julio Lopez





La reaparición de la desaparición en Argentina

Publicado en EL Mundo (España) el 18/09/2007, p.34

El 18 de septiembre de 2006 Jorge Julio López, testigo y querellante en el juicio celebrado en la ciudad de la Plata contra Miguel Etchecolatz por los crímenes cometidos en la última dictadura argentina (1), tenía que presentarse en la sesión donde los abogados de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos iban a exponer su alegato final pidiendo la condena por genocidio. Pero Jorge Julio López no se personó, y tras constatarse la imposibilidad de determinar su paradero, los organismos de derechos humanos denunciaron inmediatamente su desaparición forzada, acusando como responsables materiales a integrantes ─retirados y en activo─ de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, implicados en el accionar represivo de la dictadura.

Un año ya de la desaparición de Jorge Julio López; meses en que se han reproducido amenazas a organismos, abogados, fiscales, jueces y testigos en los juicios contra los ejecutores del terrorismo de Estado, como en el que se está desarrollando en la actualidad contra el sacerdote Von Wernich (2); y cabe señalar en especial el secuestro de Luis Geréz, (diciembre de 2006) a quien soltaron a las 48 horas y sin que haya un solo detenido por ello ni por las torturas que se le infligieron.

Pero es ahora, en el momento en que costosamente se avanza en los juicios contra los genocidas, justamente por esto, que emerge el aciago mecanismo de la desaparición que reabre la caja de Pandora, y salta al corazón mismo de la sociedad el poder funesto del terror cuyo efecto es paralizar, acallar, mirar para otro lado, la repetición del “no te metás” y del “por algo será”, pero ahora con un grado más de perversión : el “por algo será” se ha extendido más allá de los militares y de la derecha que las propagaron. Y tan tremendamente es así que son ya tres las desapariciones de Jorge Julio López; la de 1976, la del 18 de septiembre del 2006 y la de la indiferencia y la difamación que se ha hecho. La víctima es la sospechosa. Vuelve de las sombras del espanto el engranaje de inducción de culpabilidad con que la dictadura aislaba y enfrentaba a los desaparecidos y a sus familiares con la sociedad toda.

Los hechos, el derecho y la justicia

Desde el 18 de septiembre de 2006 resurge la aparición de la desaparición, y desde el 18 de septiembre del 2006 se acosa con gravísimas intimidaciones a todos aquellos que activa y decididamente exigen la aparición con vida de Jorge Julio López.

Desde el 18 de septiembre del 2006, como otrora la cita semanal de los jueves en la Plaza de Mayo la ronda de los pañuelos blancos, cada 18 de mes se reclama por Jorge Julio López, y se repiten, con tanta perplejidad como dolor, las apremiantes actividades como en el pasado: habeas corpus, campañas internacionales como la realizada ante el Parlamento Europeo(3) que, a instancias de miles de firmas, asume tramitar ante el gobierno argentino el reclamo por la vida y la integridad del testigo secuestrado.

Es absolutamente incomprensible la dejación de responsabilidad del gobierno que, teniendo a su disposición leyes y convenciones, no haya abordado como un caso de desaparición forzada la situación de Jorge Julio López, existiendo indicios y presunciones suficientes para ello (intimidaciones y coacciones antes y durante el juicio a Etchecolatz, y las amenazas que el condenado por genocidio anuncia a los jueces del tribunal). Es inexplicable que no se hayan tomado medidas inmediatas y extraordinarias, minimizando el hecho a una simple ¡averiguación de paradero!

Existiendo un instrumento legal que obliga inequívocamente al gobierno argentino como es la Convención sobre la Desaparición Forzada de Personas, de la que es país signatario; existiendo el inmediato pasado dictatorial, y sobrando elementos tan significativos y elocuentes, el gobierno argentino -primer responsable de los ciudadanos- actuó como si de una “escapada” voluntaria se tratara, emitió promesas de recompensa monetaria, y dispuso reforzar la vigilancia de las fronteras(¿?); y ordenó que la policía bonaerense - la misma que mantiene en sus filas a 9.026 efectivos que actuaron durante la dictadura)(4) y que Jorge Julio López irrebatiblemente denunciara - sea la fuerza que lo busque.(¡!)

Un mecanismo que caracteriza a crímenes como la desaparición forzada de personas es la clandestinidad, la ocultación y el secretismo del mismo, y así es contemplado tanto en la normativa vigente como en el acerbo jurisprudencial, la dificultad de la aportación de pruebas del hecho, de la identidad de los autores, y por la gravedad de su naturaleza, son aceptados como suficientes los mínimos indicios y conjeturas.

Establece asimismo dicha Convención, que ni bien se reciba una denuncia sobre una posible desaparición forzada de personas, el gobierno correspondiente deberá en la mayor brevedad posible dar toda la información sobre el paradero de la persona.

Pero aún hay más, Los Estados Partes asegurarán a cualquiera persona que alegue que alguien ha sido sometido a desaparición forzada el derecho a denunciar los hechos ante las autoridades competentes, quienes examinarán rápida e imparcialmente la alegación y, en su caso, procederán sin demora a realizar una investigación exhaustiva e imparcial. Se tomarán medidas adecuadas, en su caso, para asegurar la protección del denunciante, los testigos y allegados de la persona desaparecida y los defensores, así como de los que participen en la investigación, contra todo maltrato o intimidación en razón de la denuncia presentada o de cualquier declaración efectuada. Pero hemos llegado al año de la desaparición de Jorge Julio López.

Es función del Estado argentino ser garante de la seguridad de las personas que se encuentren en su territorio como de la vigencia y respeto a los derechos humanos. Y para que los enunciados jurídicos se traduzcan en Justicia, el gobierno de Néstor Kirchner debe vivir, a nuestro parecer tal como lo hiciera en el caso de Luis Geréz, en un “virtual estado de movilización” hasta la localización y liberación de Jorge Julio López. Y tal como lo reconociera públicamente el presidente Kirchner, la existencia de grupos paramilitares y parapoliciales vinculados a las fuerzas regulares, sin embargo no anunció ni una sola medida para el desmantelamiento de las mismas y enjuiciamiento de sus integrantes.

Concluyendo

No habría que hacer excesivos ejercicios de memoria para encontrar caminos de lucha y de resistencia a la impunidad justamente en Argentina.

Jorge Julio López es un albañil de 77 años que resguardó en su memoria todos los crímenes de los que fue testigo en los campos de concentración donde estuvo en condición de detenido-desaparecido; Jorge Julio López, adosó en su corazón como en su oficio, los nombres de sus compañeros de cautiverio, para presentarlos uno por uno, levantando paredes contra la desmemoria y contra el olvido, lo que hoy le aplican las instituciones nacionales e internacionales.

Tanto por las movilizaciones en Argentina como en las declaraciones y testimonios en los juicios de Madrid, los desaparecidos nos han poblado ámbitos de pundonor; a la vuelta nomás de la conciencia están allí esperándonos como siempre han estado, desde las fotos al viento, desde los pañuelos blancos, desde las calles rebeldes, desde la coherencia y nunca de la representación ni del espectáculo.

Los desaparecidos no viven en monumentos ni en museos, ni como adornos en programas electorales. Aquellas comprometedoras y hermosas consignas unidoras de corazones de: Aparición con vida, contra el Olvido, contra el Silencio, por la Justicia, seguirán aventando dignidad contra cobardía, contra el acomodamiento, contra la indiferencia.

Los desaparecidos hoy se llaman Jorge Julio López.

Madrid, septiembre 18, 2007

Andrea Benites-Dumont ; José Manuel Martin Medem; Carlos Taibo; José Antonio Labordeta; Jaime Pastor Verdú; José Luis Galán; Carlos Slepoy; Manuel Ollé; Fernando Rocha ; Daniel Pereyra; Juan Puig de la Bellacasa, y otros

Notas :
(1) Miguel Osvaldo Etchecolatz; comisario general, jefe de investigaciones de la policía provincial, responsable dirección política del grupo de tareas de los campos de concentración Pozo de Quilmes, de la dirección de investigaciones de San Justo, de la brigada de investigaciones de La Plata, Jefatura de Policía
(2) Christian Von Wernich, confesor del ex Jefe de la Policía Bonaerense, Ramón Camps, está siendo procesado por su participación en numerosos homicidios y múltiples casos de privaciones ilegales de la libertad y torturas, durante la última dictadura militar argentina, en diferentes Centros Clandestinos de Detención.
(3) Las actuaciones que se llevan a cabo frente al Parlamento Europeo, pueden ser respaldadas firmando electrónicamente
aqui
(4) informes de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi)

Opinan, a un año de la desaparición de López

RECLAMO DE JUSTICIA A UN AÑO DE LA DESAPARICION DEL TESTIGO JORGE JULIO LOPEZ

Sospechas sobre los conocidos de siempre

El destino de López, a quien se vio por última vez el mismo día que fue condenado a reclusión perpetua Miguel Etchecolatz, mano derecha de Ramón Camps, es analizado por personalidades de la cultura y los derechos humanos. Hoy se realizarán marchas exigiendo justicia.

Hoy se cumple un año de la desaparición de Julio López sin que haya una pista firme que permita saber qué pasó con el testigo clave del juicio que condenó al ex comisario Miguel Etchecolatz por crímenes de lesa humanidad. Personalidades del mundo de la cultura, la política y los organismos de derechos humanos contaron a Página/12 cómo viven y qué esperan del Estado ante un hecho pergeñado para reeditar el miedo.


- Nora Cortiñas: “Primero la gran preocupación porque no haya ninguna noticia sobre López. Vamos viendo que no estuvimos informados sobre todas las gestiones que se hicieron desde el Estado para encontrarlo. Sabemos por otras vías que se aportaron datos en los primeros días que podrían haber servido para encontrarlo, saber algo de él y el tiempo se perdió. No se puso toda la fuerza que había que poner. Además, que aparezca ahora ese terrible ofrecimiento de recompensa nos hace daño, porque parece una cosa irreal, no estamos en el Far West. Se podrían haber formado grupos de investigación civiles y no mandar a la propia policía de la provincia a buscarlo, los mismos que están siempre sindicados como policía represiva, enviarlos a buscar a López cuando al que se condenó con su testimonio es un personaje que pertenecía justamente a esa policía. Había otros caminos, no ése. Todos los allanamientos eran como con aviso y se perdió la oportunidad de la prueba. Se quedó muy corto el Gobierno a los ojos del pueblo. Se pudo hacer mucho y más. Seguimos exigiendo aparición con vida de López ya, como lo venimos haciendo por la verdad, la justicia y la memoria, como lo hacemos por nuestros hijos detenidos desaparecidos”.

- Leonor Manso, actriz: “En principio me da mucha pena, mucho dolor, por él y su familia. También por todos nosotros, por los argentinos, porque teniendo un gobierno democrático y estando en un estado de derecho es inconcebible que alguien desaparezca, significa que estamos todos en peligro, que no hay defensa, no hay protección del Estado, del gobierno nacional ni del provincial. Tampoco están las respuestas necesarias para comprender por qué pasa esto, por qué no lo encuentran, por qué dice ahora el gobierno provincial que probablemente esté muerto. Ahora no están los militares, hay un gobierno democrático, si ellos no tienen las herramientas para resolver esto, o al menos –porque esto también ha fallado– para resguardar a la persona que atestigua sobre un torturador, es de una gran irresponsabilidad. Esto viene de los de siempre para meter miedo y hay que ver a quién favorece ese miedo. Para los que somos mayores y hemos vivido esto, el miedo está en los huesos y un desaparecido trae un reflejo siniestro que trae recuerdos, pero lo grave es que sucede en democracia, con un gobierno que nos representa y que tiene todas las herramientas para encontrarlo y, si no las tiene, tiene que decirlo, porque eso significa que no tenemos gobierno”.

- Eduardo “Tato” Pavlovsky, dramaturgo y psicoanalista: “El caso puso en movimiento una de las piezas que todavía están de aquellas épocas y que desapareció a 30.000 personas. Creo que es una cosa simbólica bien hecha, porque esto pone en aprietos a muchísimas otras personas que quisieran atestiguar. El intento de recuperación del miedo anónimo que se tuvo en esa época es el triunfo de las manos represoras. Es la exacta reproducción de eso del pasado, esa extraña entidad del ni vivo ni muerto. Nunca lo sabrás, eso repercute mucho en el imaginario social de los que quieren atestiguar contra el Nunca Más. Por eso digo que el secuestro de Julio López está bien pensado en la medida en que lo tornó un cuerpo sin entidad, un cuerpo que no está, es lo terrorífico de la dictadura, que se busca lo que no está. La de López debería sumarse a los desaparecidos de hoy: ese sector no existente, el que está por fuera de las estadísticas, es otra categoría en la que no hay que dejar de poner el mismo énfasis que en ésos. No creo que el Gobierno no haga los esfuerzos, dicen que no se mueve: sí se mueve, pero no es fácil. El aparato represor no es sólo aquel que repite los secuestros, los torturadores de mano dura, sino una mano ejecutiva pensante que es inteligente y está entre nosotros”.
- Lita Stantic, productora de cine: “En síntesis, la desaparición de Julio López me crea mucha angustia, pero también mucha bronca, porque creo que un gobierno en el que su actuación en cuanto a derechos humanos ha sido impecable no actuó, o no lo hizo con la rapidez necesaria para poder llegar a que Julio apareciera. Creo recordar al ministro del Interior diciendo que López no había desaparecido, sino que estaba asustado, o escondido. Es una mancha tremenda para el Gobierno. Recuerdo porque he visto muchas veces la imagen de Etchecolatz y pienso que no se actuó. Se tendrían que haber puesto todos los esfuerzos, volcar todos los recursos para encontrarlo... por otro lado está el tema de la posible complicidad que pueda tener la Policía Bonaerense con estos personajes de la dictadura. El tema es grave para nuestra democracia”.

- Aída Bortnik, guionista: “La desaparición en sí sería suficientemente aberrante sin agregar la ¿desidia?, ¿complicidad?, de quienes supuestamente deberían investigar. Todo parece tan claro mirado de afuera, que resulta sobrecogedor”.

- Pino Solanas, cineasta y candidato a Presidente y senador: “No me caben dudas de que Julio López fue secuestrado como venganza y advertencia, intentando detener los juicios. Y detrás de eso está el aparato residual de la dictadura. También demuestra la incapacidad del Gobierno para avanzar en la investigación. El Gobierno ha estado más preocupado para hacer votar leyes antiterroristas que por investigar lo que hay detrás de esto. La verdad es que no he estudiado la investigación, pero un año es suficiente como para haber avanzado de una manera más explícita. Si después de un año no hay ninguna certidumbre de esto, los servicios de seguridad del Gobierno son pésimos. La advertencia es un mensaje de tipo mafioso: ‘Si ustedes siguen con los juicios adelante, va a haber otro Julio López’. La medida ha tendido a amedrentar a los testigos, a detener los juicios, es un mensaje también hacia el gobierno. Lo hicieron desaparecer, no soy adivino para saber de qué forma, pero imagínese hoy que volviera Julio López, que volviera del infierno para contar todo. La mayor parte de los fusilados o arrojados al mar durante la dictadura se hizo para borrar todas las pistas. La posición firme y fuerte del movimiento de derechos humanos, de las Madres de Plaza de Mayo, las movilizaciones en el país durante todo este año por la libertad y el esclarecimiento de lo de Julio López fue una energía suficiente que reafirmó y respaldó a todos los testigos que tenían que seguir dando declaraciones”.

- Hugo Urquijo, director teatral: “A mí lo que más me llama la atención del fenómeno de Julio López es la poca trascendencia que ha tenido, sin correspondencia con la gravedad del hecho. Realmente en un momento donde el tema de los derechos humanos se ha tomado fuertemente como una preocupación de Estado, yo creo que el tema de López está descuidado. Me parece que tendría que estar en el imaginario colectivo instalado casi de manera permanente. Tengo la impresión de que está acallado. Nunca hubo una manifestación multitudinaria donde la gente pudiera expresarse y donde la gente después siguiera como refrescando, porque esas cosas hay que ir renovándolas en la memoria. La memoria es cada vez más frágil, entre otras cosas, porque los hechos suceden con gran vertiginosidad. Entonces, mucho más que nunca, hay que insistir sobre la memoria colectiva. Y no me da la impresión de que en este año se haya machacado sobre el tema López. No lo atribuyo sólo a una falencia del Gobierno. Me parece que colectivamente hay como una tendencia fuerte a que las cosas vayan corriendo. En su momento el tema Cabezas tuvo una persistencia y este caso debería tener la misma”.

- Noé Jitrik, crítico literario: “Mi percepción no difiere mayormente de la gente que está reclamando la aparición de Julio López. Personalmente pienso que eso está directamente ligado a su testimonio en relación con Etchecolatz y que, por lo tanto, ese grupo o si no el grupo directamente organizado y dirigido por Etchecolatz, gente agrupada en la misma línea de pensamiento o de acción o como se lo quiera llamar, son los que han suprimido o mejor dicho sustraído a López. Y han creado un problema muy serio y creo que tiene que ser abordado no solamente desde la idea de ‘Queremos que aparezca con vida’ sino una investigación acerca de los restos de toda esa morralla de gente que sale de la dictadura y que todavía piensan que tienen que hacer algo”.

- Andrés Di Tella, cineasta: La palabra desaparición para todos nosotros es como un fantasma terrible que se despertó con este hecho. En un contexto donde proliferaron secuestros de otro tipo, de otro signo, de pronto que aparezca esto, el secuestro de una persona que evoca lo que la palabra desaparición significaba y que pensábamos que era algo del pasado, eso es lo más tenebroso y lo que mantiene como un vilo: ¿cómo puede ser? Esta es un poco la sensación con que haya pasado un año y ese fantasma de la desaparición sigue estando ahí. Eso es como increíble. Yo creo que evidentemente se trata de un grupo muy puntual irredento que hizo esto como un acto de intimidación. Me imagino que fue así. Creo que la intención debe haber sido puntualmente de intimidar a testimoniantes por esa causa. Pero, a veces (y justamente ésa es la definición de la política), los hechos exceden las intenciones puntuales de quienes los cometen. Entonces, el efecto es cómo reavivar el fantasma que parecía que se había evaporado de la desaparición. Eso vuelve a sobrevolar la tierra argentina. Y por eso es tan importante que se pueda saber algo, porque si no, queda ese fantasma que tantas familias saben tan bien de qué se trata”.

- Víctor Laplace, actor: “El dato es que todavía hay un aparato para seguir produciendo miedo. Justo cuando empiezan los testimonios en un momento en que hay gente que se anima a hablar. Me parece que siguen quedando cosas sin resolver. A mí me gustaría que las buenas personas nos digan la verdad, los que tienen que tomar el rol de las personas que tienen que decir las cosas, que nos digan las cosas, y que no nos oculte nadie nada. No más silencio, porque me parece que después de pasado un tiempo, lo de López entró en una especie de cono del silencio. Yo vengo de una experiencia de hacer una película sobre Angelelli y sigue siendo un misterio, no ha avanzado la causa. No me gustaría que pasara lo mismo con López. Ha pasado un año y tiene que esclarecerse”.
- David Blaustein, cineasta y director del Museo del Cine: “En primer lugar, es una mancha. En segundo lugar, está claro también que sus secuestradores forman parte de sus denunciados. El círculo de los secuestradores de Jorge Julio López es de los tipos que él denunció. En tercer lugar, esto bajo ningún concepto puede hacer parar los juicios. Este tipo de situaciones se arreglan con más justicia, con más verdad y con más memoria. Nunca retrocediendo. Lo que López ha permitido no es que la gente se borre sino que vaya a atestiguar. Me parece que, en ese sentido, el tiro les salió por la culata”.
Producción: Andrés Valenzuela y Oscar Ranzani.

ACTIVIDADES A 1 AÑO DE LA DESAPARICIÓN DE JULIO LÓPEZ

GACETILLA DE PRENSA

JORNADA NACIONAL DE LUCHA

2006 - 18 DE SEPTIEMBRE - 2007



BUENOS AIRES

MARCHA17:30 hs
CONGRESO A PLAZA DE MAYO

EXIGIMOS AL GOBIERNO LA APARICION CON VIDA YA DE JORGE JULIO LOPEZ
CON KIRCHNER SIGUE LA IMPUNIDAD Y EL ENCUBRIMIENTO
QUE SE ABRAN TODOS LOS ARCHIVOS
CASTIGO A LOS ASESINOS DE CARLOS Fuentealba
FUERA LA GENDARMERIA K DEL HOSPITAL FRANCES Y DE SANTA CRUZ
LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS
AMNISTIA O DESPROCESAMIENTO DE LOS LUCHADORES POPULARES
NO A LA LEY ANTITERRORISTA
BASTA DE REPRESIÓN
JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS CULPABLES

CONVOCA
ENCUENTRO MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA



Red Nacional de Medios Alternativos

2006 - 18 de septiembre - 2007
A un año de la desaparición de Jorge Julio López
La radio de la Red Nacional de Medios Alternativos realizará a partir de las 17 hs una transmisión especial con motivo del aniversario de la desaparición de Jorge Julio López. Con móviles desde la marcha, producciones especiales y análisis de la jornada.
http://www.rnma.org.ar/
mailto:radriornma@yahoo.%20com.ar
Para escuchar o retransmitir la radio clickear en http://radio.%20nodo50.org:%208000/mediosalter%20.mp3
Artistas Plásticos Solidarios
18-9-2007

Aparición con Vida de Julio López ya!

Julio López fue desaparecido luego de haber declarado como testigo en la causa en que se condena a Echecolatz por crímenes durante la última dictadura.
Julio López continúa desaparecido y ya se han comprobado irregularidades en la investigación, como denuncian organismos de derechos humanos.
Fue llevado al siniestro camino de la desaparición en democracia, que se suma a los actos impunes de quienes cuentan con cómplices en las instituciones policiales, de seguridad y políticas, que continúan con la estrategia del terror para acallar todos los reclamos de justicia por los derechos humanos de ayer y de hoy.
No queremos que se silencie la impunidad de ayer y de hoy y reclamamos por la condena a todos los genocidas.
Pedimos solidaridad con todos los testigos amenazados.
El 18 de septiembre a las 17 hs. nos reunimos en la esquina de Luís Sáenz Peña y Avenida de Mayo (en la Plaza del Congreso),
allí distribuiremos pecheras con la imagen de Julio López y la consigna Aparición con Vida de Julio López ya!
para manifestarnos juntos en reclamo por la aparición con vida de Julio López .

Diana Dowek- León Ferrari- Ricardo Longhini- Adolfo Nigro- Luis Felipe Noe- Ana Maldonado- Juan Carlos Romero



LOMAS DE ZAMORA

Acto del 18/9, desde las 12,30hs.
frente al Centro de Recepción de Lomas de Zamora,
Larroque y 12 de octubre
Banfield (a 2 cuadras de Tribunales – Camino Negro)

- En apoyo a la lucha que llevan los trabajadores del Centro de Recepción de Menores
- Para Fortalecer el Plan de Lucha de ATE y el conjunto de los estatales de la provincia, en reclamo de aumento salarial y por la derogación del decreto de Solá de ampliación del régimen horario
- Repudio a todos los hechos de represión y de persecución a los que luchan
- Fortalecer la lucha por aparición con vida de Jorge Julio López

COMISIÓN ADMINISTRATIVA DE ATE- SECCIONAL GRAN BS, AS, SUR



LA PLATA

2006 - 18 de septiembre - 2007

CON KIRCHNER SIGUE LA IMPUNIDAD
BASTA DE ENCUBRIMIENTO

1 AÑO DE SU DESAPARICIÓN
EXIGIMOS AL GOBIERNO LA APARICIÓN CON VIDA YA
DE JORGE JULIO LÓPEZ

JORNADA NACIONAL DE LUCHA
MARCHA
18 DE SEPTIEMBRE
17 HS PLAZA SAN MARTIN

JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES
BASTA DE REPRESIÓN AL MOVIMIENTO OBRERO Y POPULAR
LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS

CONVOCA: MULTISECTORIAL LA PLATA, BERISSO Y ENSENADA

------------------------------------------------------------------

INTERVENCIÓN - INSTALACIÓN

MARTES 18 DE SEPTIEMBRE - 17 HS PLAZA SAN MARTIN

AHORA VAMOS A HACER LA INTERVENCION FRENTE A LA CASA DE GOBIERNO.
VAMOS A INTERVENIR EL ESPACIO DE QUIENES TIENEN QUE DAR RESPUESTAS.
VAMOS A VOLVER A INSTALAR EL ROSTRO MULTIPLICADO DE JULIO.
VAMOS A REINSTALAR TODAS LAS PREGUNTAS.
VAMOS A SEGUIR INSTALANDO EL TEMA.

Para llevar adelante esta propuesta se necesita sumar mucha gente.
Te invitamos a participar activamente y formar parte de la instalación.
Vení vestido/a todo de negro, o todo de blanco o de blanco y negro.
Convocá a tus compañeros, a tus vecinos, a tus amigos.
Si participaste en las invtervenciones anteriores y tenés tu pancarta llevala.
Cuando termina la actividad nos sumamos a la marcha que sale de la plaza.

NOS ENCONTRAMOS EN LA PLAZA SAN MARTIN FRENTE AL MONUMENTO
EL MARTES 18 DE SEPTIEMBRE A LAS 17 HS

BASTA DE IMPUNIDAD / BASTA DE ENCUBRIMIENTO
EXIGIMOS AL GOBIERNO LA APARICIÓN CON VIDA YA!

CONVOCA: COLECTIVO SIEMPRE Y MULTISECTORIAL LA PLATA


ROSARIO

A UN AÑO DE LA DESAPARICION DE JULIO LOPEZ
A 31 AÑOS DE LA NOCHE DE LOS LAPICES
LA IMPUNIDAD SIGUE

Martes 18 de septiembre

18 hs: MARCHA DE PLAZA 25 DE MAYO HASTA PLAZA SAN MARTIN-ROSARIO

19 HS.: Escrache al Rock and Feller, convocatoria junto a los estudiantes secundarios por "La noche de los lápices"
LOS JÓVENES LEERÁN SU DOCUMENTO

ACTO CENTRAL EN PLAZA SAN MARTIN (FRENTE A LA CASA DE GOBIERNO)

BAJO LAS CONSIGNAS:
*Exigimos al gobierno la aparición con vida de Jorge Julio Lopez
*Juicio y castigo a todos los responsables
*Libertad a los presos políticos
*Desprocesamiento a los luchadores obreros y populares
*Basta de asesinatos, persecución y represión a los luchadores
*No a la ley antiterrorista
*Juicio y castigo a los asesinos de Fuentealba
* Fuera la gendarmería de Santa Cruz y del hospital francés.
*Solidaridad con la periodista baleada por gendarmes

convoca: Multisectorial de Rosario


TRENQUE LAUQUEN

MARCHA desde el Concejo Deliberante hasta
la plaza San Martín, frente al Palacio Municipal.
18 horas

Aparición con vida Ya! de Julio López

Convoca: Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen


BAHÍA BLANCA

1 año de la desaparición de JORGE JULIO LÓPEZ2006 – 18 de septiembre – 2007

Lunes 17 de septiembre - 19 hs.
Asociación Judicial Bonaerense (Ing. Luiggi 63) Charla - debate Dr. Hugo O. CAÑON – Fiscal General. Miembro de la Comisión Provincial por la Memoria Adriana CALVO – Miembro de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos. Testigo y querellante en los juicios contra Etchecolatz y Von Wernich Eduardo HIDALGO – Presidente de la APDH Bahía Blanca Martes 18 de septiembre - 18 hs
Acto y Movilización / Plaza Rivadavia
Exigimos: · Aparición con vida de Jorge Julio López. · Nulidad inmediata de los indultos a todos los genocidas. · Juicio y castigo a los responsables políticos y materiales de la Triple A. · Desmantelamiento del aparato represivo. · Investigación y exoneración a todos los efectivos policiales y militares que actuaron en la dictadura. · Garantía, por parte del Estado, de la integridad física de los testigos de crímenes de lesa humanidad · No a la Ley Antiterrorista impuesta por el gobierno de Bush · Libertad a los presos políticos. · Juicio y castigo a los responsables del asesinato de Carlos Fuentealba. · Juicio y castigo a Daniel Varizat. · Fuera la Gendarmería de Santa Cruz. Convocan:
Madres de Plaza de Mayo APDH Ausencias Presencias CTA SUTEBA ADUNS AJB Asoc. Arg. de Actores Centro de Estudiantes de Humanidades Tesis XI FM de la Calle Mov. Juvenil “No Pasarán” Encuentro Amplio PS PC FJC PST CCC ARI


BARILOCHE

MASIVO ACTO EN BARILOCHE POR JULIO LÓPEZ

Organizaciones sociales y partidos de izquierda organizan para el martes 18 de septiembre, una concentración y acto masivo, al cumplirse un año de la desaparición de Jorge Julio López (77), y en reclamo de distintos planteos locales.
El Grupo Moreno, el MST, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la Izquierda Socialista, y el Centro de Estudiantes del CRUB, comenzaron ayer a organizar un acto que estiman será multitudinario donde se concentrarán diversas agrupaciones y ciudadanos por el primer aniversario de la desaparición del testigo del juicio contra el represor Miguel Etchecolatz.

La convocatoria será para el martes 18 a las 19 horas en el Centro Cívico de Bariloche,
donde el lema principal es el pedido de aparición con vida de Julio López.


LA RIOJA
18 de septiembre - 20 hs. - Plaza Caudillos Federales

ACTO a 1 Año de la desaparición de Julio López

Convoca Encuentro MV y J (PO, PC, RED Chilecito x Derecho a la Identidad, Asamble por la Recuperación de la Memoria)

-Video Aparición con Vida Julio López
-Solista Local
-Arte Callejero
-Lectura Documento


SANTA FE

A un año de la desaparición de Jorge Julio López

El Foro contra la Impunidad y por la Justicia realizará las siguientes actividades:

- Lunes 17 – 10 hs Conferencia de Prensa en la Casa de Derechos Humanos situada en Lisandro de la Torre 2643 oficina 1.

- Martes 18 – 18:30 hs Concentración en Plaza del Soldado y marcha hacia Plaza de Mayo donde se realizará un acto con las siguientes consignas:
* aparición con vida ya! de Jorge Julio López
* juicio y castigo a los culpables
* anulación de los indultos
* cárcel común y efectiva para todos los genocidas
* desmantelamiento del aparato represivo
* protección a los testigos

BASTA DE IMPUNIDAD

BASTA DE AMENAZAS

NI UN DESAPARECIDO MÁS

Convoca: Foro contra la Impunidad y por la Justicia


SANTIAGO DEL ESTERO

MARCHA POR LOS DDHH
Invitamos a la marcha que se realizará el próximo
Martes 18 de Septiembre de 2007, a las 20:00 hs.
Concentración en Plaza Libertad.
APARICION CON VIDA DE JULIO LOPEZ !!
JUICIO Y CASTIGO A LOS CULPABLES DE LOS CRIMENES DE AYER Y DE HOY !!
BASTA DE INTIMIDACIONES A LOS TESTIGOS !!
DESMANTELAMIENTO DEL APARATO REPRESIVO AUN VIGENTE EN SANTIAGO DEL ESTERO !!
NO A LA CRIMINALIZACION DE LA PROTESTA SOCIAL !!
JUICIO PUBLICO Y TRANSPARENTE PARA EL DOBLE CRIMEN DE LA DARSENA!!
CARCEL COMUN Y EFECTIVA PARA LOS GENOCIDAS, NI UN CRIMINAL CAMINANDO POR LAS CALLES DE ARGENTINA !!
Convoca: ASOCIACION POR LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA, EX-DETENIDOS POLITICOS Y FAMILIARES DE DESAPARECIDOS - SANTIAGO DEL ESTERO



FRANCIA

A 1 AÑO DE LA DESAPARICION DE JULIO LOPEZ

CONCENTRACION FRENTE A LA EMBAJADA ARGENTINA EN PARIS
18 SEPTIEMBRE, A LAS 19 HORAS

EXIGIMOS AL GOBIERNO LA APARICION CON VIDA YA ! DE JULIO LOPEZ
CON KIRCHNER SIGUE LA IMPUNIDAD. BASTA DE ENCUBRIMIENTO !
JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS RESPONSABLES !
BASTA DE REPRESION !

Convoca: CALPA - Comité de Solidaridad con las luchas del pueblo argentino

Como en un sistema de inteligencia

La causa de la desaparición de Julio López investiga a Oscar Chicano, un ex secretario del represor Etchecolatz, y sus asociados. En allanamientos encontraron armas, panfletos nazis y carapintada, y evidencias de seguimientos.

Por Adriana Meyer

Sin que se diera cuenta, Julio López tuvo una misteriosa compañía diez días antes de desaparecer. "¿Y éste quién es?", se empezaron a preguntar sus compañeros al ver una serie de fotos de actos y reuniones políticas de los que había participado López. Nadie conocía a ese hombre mayor, de pelo ralo. Hace nueve meses esas fotos llegaron al juzgado por la sospecha de que el desconocido hubiera espiado a su entorno para realizar la inteligencia previa al secuestro. Un funcionario del Ministerio de Seguridad bonaerense lo identificó como Oscar Raúl Chicano, ex secretario privado del represor Miguel Etchecolatz. La fuente del funcionario fue un testigo de identidad reservada que además relató un encuentro de ex militares y ex policías, del que participó Chicano, en el que planeaban un golpe de Estado y hablaban del avance de los juicios de lesa humanidad.
Hace tres semanas, el juez allanó las casas de cuatro miembros de esa banda y encontró panfletos carapintada y de partidos marginales, armas, símbolos nazis, y volantes sobre López. Esta es la hipótesis más activa en la investigación sobre el destino del testigo que contribuyó a la condena de Etchecolatz, pero no es la única. Se complementa con la que aportó un periodista alemán –que afirmó que a López lo mataron el mismo 18 de septiembre por haberse negado a desdecirse de su declaración– y con el descubrimiento de que una ex asistente de Etchecolatz vive a pocos metros del último lugar donde fue visto López ese día.
Al igual que Chicano, esta mujer también integró la secretaría privada cuando Etchecolatz era el director de Investigaciones de la Policía Bonaerense y en la actualidad pertenece a la misma fuerza. Por este motivo, el juez federal Arnaldo Corazza determinó que sea investigada sólo por la Federal y la Secretaría de Inteligencia. Uno de los testigos que afirmaron haber visto a López caminando por su barrio, Los Hornos, entre las 9 y las 10 y media del 18, es vecino de la mujer. Sobre la misma calle que viven hay un local de Edelap, luego viene la vivienda de la mujer y muy cerca la del testigo, el último que vio a López.
Pista DPA
A mediados de mayo el periodista alemán Jan Uwe Ronneburger, corresponsal de la agencia DPA (Deutsche Presse Agentur), "tuvo conocimiento por medio de dos mujeres y dos varones de que Julio López habría sido inducido a cambiar, el día de los alegatos contra el detenido Miguel Etchecolatz, el testimonio que había prestado con anterioridad ante el Tribunal Oral 1, y que ese extremo conllevaría un cambio político del juicio, toda vez que habría puesto en tela de juicio todos los demás testimonios de la causa", según consta en su declaración a la que Página/12 tuvo acceso. El periodista, que había plasmado esto en un cable de su agencia del 21 de diciembre de 2006, aclaró que sus fuentes eran civiles y que se acercaron a un representante del Poder Ejecutivo nacional, a quien "entregaron toda la documentación bajo reserva de confidencialidad pero como ayuda a las autoridades para ver qué pasaba con López".
Según Ronneburger, sus fuentes le refirieron que la respuesta fue que "pudieron ser ex represores", y respecto de la veracidad de la versión el funcionario les dijo que "el camino era el correcto y les aconsejó que tuvieran cuidado". Página/12 pudo saber que la persona contactada por las fuentes del periodista sería una funcionaria del Ministerio de Justicia, de rango medio. Cuando el juez Corazza le preguntó si podía aportar algún elemento que permita individualizar a quienes asesinaron a López, el periodista respondió que "la respuesta del Poder Ejecutivo fue que López fue asesinado el 18 de septiembre de 2006", aunque aclaró que esto "no le consta sino que se lo relataron sus fuentes.
El juez Corazza considera factible que los hechos se hayan desarrollado de esta manera, según comentó a este diario una alta fuente del caso. Cuatro testigos vieron a López caminando por el barrio, en dirección contraria a los tribunales donde lo esperaban. El magistrado destaca el dato de que la defensa de Etchecolatz había pedido ese día la postergación de los alegatos, como para tener tiempo de forzar a López a desdecirse de su declaración incriminatoria no sólo de ese represor, ex mano derecha de Ramón Camps, sino de otros siete ex policías. En esa línea, el testigo habría ido a una reunión en el lugar donde fue visto por última vez, en la que habrían intentado inducirlo a cambiar sus dichos, y de la que pudo no haber salido con vida. Si López salió de su casa por propia voluntad se disipan varios de los interrogantes sobre cómo abandonó la vivienda (se puso los borceguíes que usaba para ocasiones especiales, apagó las luces y cerró una ventana) y por qué ésta no presentaba ningún signo de violencia.
Pista Chicano
El superintendente Oscar Alberto Farinelli, ex miembro de la Dirección de Investigaciones de la Policía Bonaerense (Dipba), fue encargado de identificar al hombre que aparece en las fotos al lado de López. Lo hizo con un testigo de identidad reservada que suministró el nombre de Chicano y también dijo haber participado de una reunión política, en febrero de 2007, junto a doce personas "lideradas por el teniente coronel (retirado
Anselmo) Palavezatti", que dijo tener "grupos de combate en todo el país para dar un golpe de Estado". En otra foja del expediente figura que el testigo afirmó que en ese encuentro se habló del avance de los "juicios de lesa humanidad". Luego de su declaración, personal de la Policía Bonaerense le exhibió las fotos que habían llamado la atención a los compañeros y compañeras de López, y el testigo reconoció a Chicano.
Cuando los enviados del juez Corazza allanaron su casa y las de los demás participantes de esa reunión (Palavezzatti, Sanz Salaregui y Aldo Conter), encontraron folletos del Partido Popular de la Reconstrucción (PPR) con la leyenda "boletín informativo Mohamed Alí Seineldín en Libertad, lista 51", cargadores vacíos para pistola 9 milímetros, variedad de cartuchos, una pistola Browning 9 milímetros, una cartilla de adiestramiento de conducción de grupos y hojas de afiliación al PPR, elementos de computación, celulares, volantes sobre la recompensa por López, un informe titulado "Serían delitos de lesa humanidad los crímenes cometidos por la subversión en los ’70", una cartilla del Partido Revolucionario Etico, otra pistola calibre 22, materiales químicos, un cuadro con un águila y una esvástica y una pistola del Ejército.
La situación de los dueños de esas viviendas allanadas depende del peritaje que los investigadores están terminando respecto del material informático. Página/12 pudo saber que entre los planes delirantes que aparecen figura la idea de "utilizar a los beneficiarios de los Planes Trabajar para cultivar el campo", tras el golpe que les permitiría acceder al poder. Más allá del vínculo con el secuestro de López, la fuente consultada afirmó que "esto dará inicio a otra causa".
Hay elementos en la causa para vincular a esa banda mixta con los represores detenidos en Marcos Paz. En el juzgado están convencidos de que son grupos con "códigos, lealtades y dinero", lo cual les da el grado de autonomía de una "sociedad anónima", tal como la denominó la fuente, parafraseando a un importante funcionario del gobierno nacional. ¿Puede haber sido planeado allí el secuestro?, quiso saber Página/12. "Es perfectamente posible", respondió la fuente.
El capellán y el pariente
El fiscal del caso, Sergio Franco, sospecha respecto de la posible participación del ex capellán policial en el secuestro, porque su juicio era el que seguía al de Etchecolatz. El teléfono de Von Wernich aparece en la agenda de Etchecolatz, y la investigación determinó que ese número está a nombre de una agencia de seguridad (Tipper Car Security) vinculada a otro ex miembro de la patota de Etchecolatz, el comisario Rousse. Del cruce de llamadas los días previos y posteriores a la desaparición de López surgen comunicaciones con la cárcel de Marcos Paz.
A fojas 3202 del expediente surge que un testigo de identidad reservada acusó a un familiar directo de López de haberlo amenazado con matarlo porque había descubierto un secreto íntimo de este hombre. Fue intervenido el teléfono del familiar pero como fue avisado de esta situación toda la pesquisa quedó viciada. El juez terminó investigando al denunciante y encontró que se trata de una persona que estuvo vinculada a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).
Myriam Bregman y Guadalupe Godoy, abogadas de López en el juicio contra Etchecolatz y querellantes en esta investigación, se quejaron ante
Página/12 de que las medidas se toman "tarde y mal, y por eso frustran las pistas fundamentales". Godoy destacó que los policías nombrados por López en sus declaraciones judiciales "no fueron investigados", y esto lo reconocen en el expediente las propias fuerzas de seguridad actuantes. Se trata de Julio César Garachico, que tiene un casino en Esquel, Urcola, Manopla Gómez, Peralta, el cabo Gigena y Jorge Ponce.
A modo de ejemplo enumeraron que la agenda de Etchecolatz aún no fue incorporada al sistema de cruce de llamadas, que la computadora del juzgado de Corazza no tiene capacidad para abrirlo, y que el Ministerio de Seguridad habría permitido que el hijo de Chicano saque fotocopias del expediente, siendo que estaba bajo la mira y su casa fue allanada meses después. Las letradas se alarmaron de que el encargado del la "pista infiltrado" haya trabajado en "nada menos que en la Dipba (Etchecolatz) en la dictadura". Y agregaron que los recientes allanamientos a las casas y al penal de Marcos Paz se hicieron sin presencia de funcionarios judiciales. En este sentido, la falta de control llegó al punto de que el fiscal Franco hizo una denuncia penal contra el Servicio Penitenciario Federal por haber ocultado pruebas que "habrían sido esenciales para esclarecer el caso". Por todas estas razones, Bregman y Godoy enfatizaron que "tiene que quedar clara la responsabilidad de los que investigan, y si no podemos encontrar a los secuestradores y hay tanto encubrimiento avancemos en busca de los encubridores". Según ellas, "como no se pondera cada pista lo importante queda diluido". Bregman concluyó que "a un año estamos 1 a 0: 1 año, cero imputados". Y Godoy completó que "no hay voluntad política para saber qué grupo se llevó a Julio, si fue la derecha, los carapintadas, los milicos o todos juntos, y esto sólo instala una enorme incertidumbre social como ocurre con los casos impunes, como la AMIA". Ante este escenario desde la agrupación Justicia Ya! La Plata se preguntaron "de dónde viene el reiterado optimismo de Aníbal Fernández o de León Arslanian, y el porqué de la pasividad del juez Corazza frente a estas anormalidades".



“Esperemos que no se olviden”

Por Adriana Meyer

Irene no tiene ganas de nada. Ya no sale de su casa por miedo a que le pase algo. Las noches se le hacen largas. La cercanía del primer aniversario de la desaparición de su esposo, Jorge Julio López, la deprime aún más. Tampoco tiene ánimo de hablar, pero acepta conversar con Página/12 porque comparte la idea de que es necesario hacerlo por la memoria de su compañero. El peso de la ausencia de Tito es demasiado para esta mujer pequeña de casi ochenta años, que transita la pesadilla de la desaparición por segunda vez en su vida. La soledad, la impotencia, la resignación aparecen en la charla, junto con la “bronca contra todos porque no encuentran nada”. Todavía se pregunta “dónde está, quién lo tiene”, pero admite que perdió la esperanza de que siga con vida. Y espera, junto a su hijo Ruben, una respuesta del presidente Néstor Kirchner a la carta abierta que difundieron esta semana. La familia López cree que la sociedad se acostumbra, incluso, a tener un desaparecido en democracia, y ya no duda en vincular al represor Miguel Etchecolatz con la nueva tragedia que están viviendo.

La rutina en la esquina de 140 y 69, en este barrio de techos bajos y casas modestas que es Los Hornos, no se alteró demasiado: la vecina que mira curiosa a los visitantes que llegan, el custodio de la Federal sentado afuera de la casita de los López, los árboles recién podados y las plantas de Julio un poco más descuidadas. Nunca hubo rejas, apenas hace falta traspasar la puerta del cerco para ingresar al jardín, y al instante aparecen las perras Violeta y Lupita con sus ladridos agudos. “Julio las sacaba a pasear dos o tres veces por día”, dice Irene tras el saludo.

El 17 a la noche Irene se acostó a dormir mientras su marido miraba un partido de fútbol por televisión. Al día siguiente, la primera señal de alarma fue su faltazo a la audiencia de los alegatos del juicio contra Etchecolatz, en la Cámara Federal de La Plata. La última vez que fue visto caminaba por su barrio, a pocas cuadras de su casa, entre las 9 y las 10 y media de aquella mañana. Los primeros días la familia pensó que podía estar perdido, aunque siempre fueron enfáticos en que López no tenía problemas mentales. Fue su forma de aferrarse al mejor escenario posible. Pero con el paso de los días, Irene tuvo que volver a acostumbrarse a la palabra “desaparecido”, que la atormentó hace 30 años, cuando la patota de Etchecolatz lo secuestró. Su angustia se disipó cientos de veces este año, ante las llamadas de los investigadores para que reconocieran cada cuerpo encontrado, ante cada testigo que decía haberlo visto en tal provincia, en aquel pueblo, en ese descampado. El último sobresalto provino de La Pampa, donde un hombre muy parecido a López se hacía pasar por él, al parecer por tener sus facultades mentales alteradas. La de los López nunca fue una casa politizada, más allá de la militancia de Tito en la unidad básica Juan Pablo Maestre, que respondía a Montoneros. Si bien dicen haber entendido las razones de Julio para declarar y contar el tormento de su primer cautiverio, tienen la certeza de que la política se metió en sus vidas sólo para causarles sufrimiento.

Tras la desaparición de Tito encontraron unos cuadernos que guardaba en el doble fondo de una caja de herramientas, y en los que escribió y dibujó sus vivencias en los campos de concentración. Ahora que los descubrieron los hojearon pero no los han leído. “Empezás y no podés seguir, son sus vivencias.” Y quedaron guardados.

Irene y Ruben no entienden muy bien por qué a un año de los hechos León Arslanian, ministro de Seguridad bonaerense, pidió “paciencia”, ya que “algo va a haber”. Para expresar lo que siente por estos días Ruben se remite a la carta abierta que enviaron al Presidente, en la que expresaron su “bronca, rabia y dolor” por la falta de resultados en la búsqueda de su familiar. Irene, en cambio, confesó: “Me siento cada vez más angustiada, más triste, porque pasa el tiempo y no hay noticias, cuando me quedo sola me agarra... porque cuando pasa el tiempo...”.

–¿Crece la incertidumbre?
–(Irene) Y sí, por lo menos saber, para bien o para mal, pero saber. No sé qué más decir.
–En la anterior carta abierta ustedes hablaban de angustia y desesperación, y en esta mencionan la bronca...
–Es que pasa el tiempo y te tiene que agarrar bronca.
–¿Contra quién?
–Qué sé yo, contra el que hace la investigación, contra todos porque no encuentran nada. (Rubén) He participado de algunos allanamientos en estos últimos días. No lo digo porque no corresponde que tenga que estar justificando lo que hacen, pero he visto que hacen cosas. La bronca es que no se encuentre nada. No acuso a tal o a cual... (Irene) Uno no acusa a nadie pero llega un momento en que te sentís mal porque va pasando el tiempo y ¿qué hacemos? Ahora llega el 18 y qué... un año. ¿A dónde está? ¿Quién lo tiene? A eso voy. Y en democracia. ¿Para qué queremos una democracia así. Yo ya la pasé treinta años atrás, lo mismo. ¿Y ahora otra vez? Pero en aquellos años al menos lo iba a ver, sabía dónde estaba.
–¿Piensa que aún está vivo?
–(Irene) Creo que no. Es mucho tiempo. ¿Quién lo tiene? ¿Cómo aguanta tanto tiempo? El tenía sus pastillas, tomaba sus remedios. Era un hombre que no se movía de la casa, ¿cómo lo tienen fuera de casa? Tenía presión alta, ácido úrico..., tengo todas sus pastillas arriba de la mesita. No sé... me parece que pasó mucho tiempo. Hasta hace poco sí, pero veo cómo va pasando el tiempo... Y más como era él, con su carácter. Era por demás bueno pero a veces le agarraba..., como a todos.
–¿Se hubiera rebelado ante sus captores?
–Claro, digo yo.
–¿Lo pueden haber lastimado apenas se lo llevaron para tenerlo quieto?
–Sí, y desde ya se lo llevó algún conocido. Si no no le abre la puerta a nadie, y menos a esa hora de la noche en que se fue. No sé si eran las doce o la una, no lo sabemos. Yo estaba durmiendo, tomo las pastillas y duermo profundo.
–¿Y no lo pueden haber llevado engañado?
–Sí, desde ya.
–Varios testigos lo vieron caminando por el barrio esa mañana.
–Uno se puede confundir, pero son cuatro testigos. No puedo desconfiar de los cuatro. Era común que saliera a caminar. Son específicos cuando dicen que ese lunes uno no tuvo clases y se fue con la madre al trabajo, el otro porque el día anterior había visto el partido de Gimnasia-Banfield, no había forma de que se confundiera. Eso fue como entre las 9 y las 10 y media.
–La hipótesis de los investigadores es que lo contactaron para que se desdijera de su declaración en el juicio contra Etchecolatz y como se negó lo hicieron desaparecer. ¿Qué piensan?
–(Irene) Es una posibilidad. (Ruben) Es una más de las hipótesis. Pero era un hombre de profundas convicciones. (Irene) De volverse atrás de lo que había dicho, no, nunca. (Rubén) Primero porque no mintió. Y no le tenía miedo a ese salvaje ni a ningún otro.
–Las abogadas querellantes afirman que lo que se hace en la investigación se produce tarde y mal. ¿A ustedes qué les parece?
–(Rubén) No lo sabemos, no podemos juzgar. No tengo otra que confiar, si sacás a los policías, ¿a quién ponés? Si no puedo confiar en democracia en el juez, cierro la puerta y me voy del país. Si no para qué están.
–¿Cuál creen que es la responsabilidad de los políticos?
–(Ruben) De eso no vamos a opinar. Hasta ahora tengo que agradecer que no están usando esto en la campaña. (Irene) Esperamos que el Presidente responda nuestra carta. (Ruben) El juez mismo dijo que la investigación es un fracaso pero no porque no se estén haciendo las cosas sino porque no se encuentra a la persona. Bien, mal, peor, pero es lo que hay.
–Más que bronca tienen cierta resignación respecto de la investigación.
–(Rubén) Es que tenemos que confiar. (Irene) ¿A dónde vamos a ir si no confiamos en el juez? (Ruben) Se hacen investigaciones por falsas denuncias, se pierde en tiempo en historietas sin sentido. Pero como dijo el juez, entran tres denuncias por semana y las tienen que investigar.
–Fue así que terminaron investigando a un pariente de ustedes.
–(Rubén) Sí, como lo hicieron con nosotros desde el primer día. (Irene) A toda la familia investigaron. (Ruben) Yo ya se los dije en la cara, perdieron mucho tiempo al principio con nosotros. Pero nosotros tampoco en el primer momento pensamos que podía venir por este lado, suponíamos que podía estar perdido.
–¿Temen al olvido de la sociedad?
–(Irene) Esperemos que no se olviden. (Ruben) Creo que no. Pero es cierto que te acostumbrás a estas noticias. Preguntá a 100 personas en la calle a ver cuántos se acuerdan, pero no sólo de este hecho, de cualquiera. Uno se va acostumbrando, se vuelve común.
–¿Cómo es posible acostumbrarse a un desaparecido en democracia?
–Desaparecidas hay muchísimas personas, aunque no en el contexto en el que está mi viejo. Fijate si la gente sabe. Mirá el cadáver de Punta Lara, ¿alguien investigó si tiene familia? (El cuerpo sin vida apareció dos días después de la desaparición de López y sigue siendo un NN.)
-------------------------------
2000-2007 www.pagina12.com.ar República Argentina Todos los Derechos Reservados

COMUNICADO DE PRENSA - Justicia YA La Plata

A un año de la desaparición de Julio López, integrantes de Justicia Ya! La Plata denuncian irregularidades y maniobras de encubrimiento en la causa judicial

Las organizaciones firmantes, que formamos parte del colectivo Justicia Ya!, afirmamos que en la causa judicial donde se investiga el secuestro y desaparición de Jorge Julio López se refleja la falta de voluntad política para esclarecer el caso por parte de todos los organismos del estado y las fuerzas de seguridad intervinientes.

Claro ejemplo son los allanamientos realizados la semana pasada en diversos domicilios de la ciudad y el conurbano. Se realizaron sin que las querellas fueran notificadas (aun tratándose de una línea de investigación aportada por los organismos de derechos humanos), sin participación del juez ni del fiscal ni de ningún otro funcionario judicial. Pero al igual que en el procedimiento efectuado en el Penal de Marcos Paz –el 23 de marzo de este año- la prensa fue avisada de su realización e incluso se le informaron los nombres de algunos de los implicados.

En esta línea, que involucra a policías y militares retirados y en actividad, estas irregularidades avalan nuestro reiterado pedido de apartamiento de las fuerzas de seguridad que intervienen en la investigación, ya que a estas filtraciones se suma la reticencia y demora para producir pruebas solicitadas por esta parte y el ocultamiento de otras, que no se condicen con la supuesta voluntad expresada por funcionarios del gobierno nacional y provincial de "encontrar al amigo López".

Esta afirmación se sustenta también en que a cinco meses del allanamiento al Penal de Marcos Paz, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, responsable de analizar los efectos secuestrados, ni siquiera ha incorporado al sistema de cruce de llamadas telefónicas (VAIC) los números obtenidos de la agenda de Miguel Osvaldo Etchecolatz. Nos preguntamos entonces de dónde proviene el reiterado optimismo de Aníbal Fernández o de León Arslanián, y el por qué de la pasividad del Juez Corazza ante estas anormalidades.

Por otra parte, ante los rumores periodísticos que dan cuenta de posibles medidas resonantes durante la semana que se inicia, tememos que sean producto de la necesidad de realizar un golpe de efecto ante la proximidad del año de desaparición de Julio, y que el único fin sea engañar a nuestro pueblo, tal como sucede en cada aniversario del atentado a la AMIA.

Denunciamos esta maniobra, denunciamos la inoperancia, la complicidad y el encubrimiento del Poder judicial y de los Poderes Ejecutivos provincial y nacional, convocamos a marchar el 18 de setiembre en Buenos Aires a las 17 hs. de Congreso a Plaza de Mayo y simultáneamente en La Plata, a Plaza San Martín y como siempre:

Exigimos al Gobierno la Aparición con Vida Ya! de Julio López!

La Plata, 9 de Septiembre de 2007

Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos; Centro de Abogados por los Derechos Humanos (CADHU); Centro por los Derechos Humanos Hermanos Zaragoza; Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH); Fundación Investigación y Defensa Legal Argentina (FIDELA); H.I.J.O.S. Regional La Plata; Liberpueblo; Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH); Unión por los Derechos Humanos, La Plata. Integrantes de Justicia YA! - La Plata

Spot de convocatoria a la marcha al año del secuestro de Jorge Julio López y contra la impunidad

Carta de los familiares de Julio Lopez a Kirchner

Cuando faltan menos de dos semanas para que se cumpla un año de la desaparición de Julio López, sus familiares enviaron una nueva carta al presidente Néstor Kirchner con un fuerte reclamo directamente dirigido a él.
En la misiva, los allegados al testigo que declaró contra el represor Miguel Etchecolatz, condenado a prisión perpetua, hacen un repaso de las veces que Kirchner se refirió en los últimos meses a la necesidad e importancia de encontrar a López con vida.

"Dentro de pocos días se cumplirá un año de la desaparición de Tito, del cual usted señor presidente dijo el 27 de septiembre del año pasado:
Ustedes saben que hay un argentino que fue central en la causa Etchecolatz. Ese amigo López, el compañero López, al cual buscamos por todos lados, casi con desesperación. Quiero que el pueblo argentino sepa el compromiso para que esto rápidamente termine’", comienza la carta de los López.

"En diciembre del mismo año, le escribimos una carta contándole de nuestra angustia, impotencia y desesperación". Hoy le decimos lo mismo, pero además tenemos bronca, rabia y un dolor que cada día se torna más insoportable, por no saber dónde está nuestro Tito"
, continúa el relato.

El recuento de las referencias discursivas de Kirchner a López continúa en el siguiente párrafo de la carta. "Usted también dijo en marzo de este año: ‘Se lo llevaron los de siempre y lo tenemos que encontrar vivo’", recuerdan y enseguida reclaman: "Justamente es eso lo que le pedimos, no sólo como familia, sino porque como sociedad no podemos permitir que un argentino esté desaparecido. Hay que encontrar a los culpables".

En este punto, los familiares del albañil, que desapareció en el barrio de Los Hornos de La Plata el 18 de septiembre del año pasado plantean su reclamo más punzante a Kirchner.

"¿Cómo puede ser, señor presidente, que ningún organismo del Estado encuentre a los responsables a pesar de todo lo que sabemos que se hizo y se está haciendo?", se preguntan.

Para terminar, refuerzan su pedido de mantener el reclamo en pie y lo dirigen, además de a Kirchner, a toda la sociedad. "Le pedimos a usted señor presidente, a los jueces y a todos los argentinos que el olvido y que el silencio no caigan sobre Tito", concluye la carta.

Las otras cartas

La misiva conocida hoy se suma a otras tantas que los allegados a López escribieron, en principio a la ciudadanía en general y luego directamente a Kirchner, para darle visibilidad al reclamo por la aparición con vida del testigo, publicó La Nación.

En marzo pasado, cuando se cumplieron seis meses sin novedades sobre el paradero del albañil de 77 años, la familia había reforzado su pedido al Presidente al reclamarle que "no bajara los brazos" en la búsqueda.

Cuando se cumplieron tres meses de la desaparición, en diciembre del año pasado, la familia López escribió la primera carta dirigida específicamente a Kirchner. En aquel momento, le reclamaron que "redoblara los esfuerzos" para impulsar la investigación Fue también la primera vez que hablaron de López como un "desaparecido". (APF.Digital)